Categorías
Disponibilidad
    Juguetes educativos 04/04/2022

    Hans Christian Andersen y sus cuentos infantiles

    El 2 de abril se celebra el Día internacional de libro infantil y juvenil, ¿sabes por qué se celebra en esta fecha?

    Es la fecha en la que se conmemora el nacimiento del famoso escritor danés Hans Christian Andersen. Aprovechando que se acerca el día me ha parecido buena idea que conozcamos un poco más a este escritor, mundialmente conocido por sus cuentos infantiles.

    En Que de juguetes nos gusta mucho la literatura infantil y creemos que es muy importante para poder trabajar valores en los niños, también en otro blog hablamos de la importancia que tiene la lectura en los niños y cómo fomentar la lectura infantil, te recomiendo que le eches un ojo, pero ahora vamos a conocer un poco más a Christian Andersen.

    ¿Dónde y cuándo nació?

    Andersen nació el 2 de abril de 1805 en Odense, Dinamarca.

    Nació en una familia muy humilde, con una pobreza extrema, su padre era zapatero y de él posiblemente vendría la gran imaginación de Andersen, ya que su padre se dedicaba a contarle multitud de historias.

    Su madre trabajaba en una lavandería y tenía problemas de alcoholismo, Anderson dedicó dos de sus cuentos a su madre, La pequeña cerillera por su situación pobreza y No sirve para nada por sus problemas con el alcohol.

    Con esto podemos deducir que la infancia de Andersen no fue del todo fácil, con tan solo 11 años Andersen perdió a su padre que falleció y fue ahí donde tuvo que dejar de ir a la escuela para ponerse a trabajar.

    Hans Christian Andersen pintado por Hartmann en 1845

    ¿Quién fue Hans Christian Andersen?

    Hans Cristian Andersen fue un escritor y poeta danés famoso por sus cuentos, como por ejemplo, El Patito feo.

    Él era un apasionado del teatro, los libros y las historias, pero sus inicios no fueron fáciles. Con tan solo 14 años escapó de Copenhague para poder cumplir sus sueños, ser bailarín, actor o cantante.

    La realidad es que no triunfó como esperaba, pero gracias a Jones Collin director del teatro Nacional, consiguió una beca para formarse y centrarse en su carrera literaria.

    La vida sentimental de Hans Cristian Andersen, fue bastante desastrosa, tuvo varios amores tanto de mujeres como de hombres, pero nunca fueron correspondidos, eso le llevo a tener algo de complejo. Nos podemos imaginar en aquella época ser bisexual u homosexual no era lo que más encajaba en la sociedad y seguramente de ahí vengan muchas de las historias que relató en sus cuentos.

    Cuentos de Hans Andersen

    “El patito feo” fue escrito en 1843, y aún a día de hoy podemos sacar importantes conclusiones de este cuento. La historia que narra este cuento tiene gran relación con lo que hoy conocemos como el bulling, un patito que por sus diferencias físicas es rechazado hasta por su familia. Aún habiendo pasado tantos años, parece que esto lo seguimos teniendo muy cercano, el ser “distinto” supone rechazo de los demás.

    Una reflexión que nos deberíamos hacer es… ¿qué es ser distinto? o más bien, ¿qué es lo “normal”? Y porque eso tiene ser lo “normal”. Al final son reflexiones que a día que hoy hay que seguirse haciéndose. Por desgracia creo que a lo largo de los años se ha identificado lo “normal” con lo que era más habitual o predominante, dejando apartados a los patitos feos. Quizá sea un buen momento de releer este cuento a tu peque, ¿no crees?

    Otro de sus títulos más conocidos es La Sirenita, ¿quién no conoce este cuento?, si bien es cierto que muchos pueden asociar La Sirenita a Disney, el origen está en Andersen. El mensaje de esta historia es muy potente, ¿te has parado a pensar en ello? ¿a qué se está dispuesto a renunciar por otra persona? En el caso de La Sirenita recordar que cambio su voz, su maravillosa voz por unas piernas… y la reflexión que nos deja es… ¿merece la pena tanto sacrificio por otra persona? En la actualidad cuantas niñas y niños renuncian a sus gustos por intentar contentar a su entorno o encajar. Además, si tienes presente la historia de Disney, te recuerdo que el final original está muy lejos del “comieron perdices” porque el príncipe se casó con otra princesa y La Sirenita se convirtió en espuma de mar.

    Pulgarcita, ¿la recordáis?, su madre recurrió a una bruja para poder tener una hija, posteriormente nació Pulgarcita que fue raptada por un sapo para que se casara con su hijo…

    ¡Ay madre!, pensar que a día de hoy en muchos países las mujeres no pueden decidir con quién se van a casar…, al final Pulgarcita después de ser ayudada por un montón de buenos animales, consigue un príncipe del que se enamora y se casa. En este cuento actualmente podemos trabajar la igualdad de género y los derechos de la mujer, pero pensar que esto está escrito 1835, casi 200 años y aún tenemos que seguir luchando por ellos.

    Otro cuento que me encanta es El traje nuevo del emperador, te refresco la historia. El emperador se deja engañar por dos estafadores y sale desfilando con un “traje” cuyas telas son invisibles para los necios o estúpidos. Conclusión, que todo el mundo prefiere mentir a que se le considere un inepto. Este cuento también es perfecto para releer con nuestros peques porque pone de manifiesto como preferimos ir en contra de lo que nosotros pensamos o vemos con tal de seguir a la corriente. También pone de manifiesto, la verdad de los niños que siempre están dispuestos a decir lo que piensan.

    Andersen está detrás de otros cuentos muy conocidos como La princesa y el guisante, El soldadito de plomo, La reina de las nieves, Las zapatillas rojas o como ya hemos mencionado antes, la triste historia de La pequeña cerillera.

    Como podemos ver los problemas de la sociedad son bastante parecidos a lo que vivimos actualmente, evidentemente algo vamos mejorando, pero en el fondo aún quedan posos y en algunas ocasiones mucho más que posos… Como por ejemplo con el tema de la homosexualidad, sí, una mayoría de la sociedad ya lo tiene normalizado, pero aún hay gente por desgracia que no lo respeta, y hay mucha gente luchando día a día solo porque se les respete, aguantando humillaciones por simplemente querer ser libre. Y lo mismo con el machísimo o el racismo…

    Pero yo soy de las que pienso que iremos a mejor y que los irrespetuosos cada vez serán menos. Las claves, la educación y el respeto.

    Aprovechando el Día internacional de libro infantil y juvenil es un buen momento para ir con tu hijo o hija a la biblioteca de tu ciudad a buscar algún cuento de Christian Andersen ¿por cuál os decantáis?

    ¡Compártelo en las redes!

    Debes registrarte para poder comentar.

    Haga clic aquí para registrarle

    Añadir un comentario